viernes, 22 de abril de 2011

Neptuno en las Casas

Su Neptuno en tu Primera Casa
Encuentras que él es una persona verdaderamente encantadora y cuya elocuencia te arrastra fuera de losaspectos cotidianos del mundo con suma facilidad, sintiéndote identificado con sus sentimientos místicosde unidad y su elevada inspiración e intuición. Para ti pude significar un punto de contacto con lasprofundidades de tu experiencia en la vida. En cuanto a vuestra relación se refiere, existe una cualidad casimágica, es como si de algún modo os transportarais a un plano más elevado. Cuando estáis juntos pareceque se disipen muchos de los inconvenientes de la vida, y no es raro que lleguéis a experimentarintensamente la unidad espiritual de la creación. Quizás te preguntes si todo esto sea demasiado buenopara ser verdad o si ambos estáis eludiendo la realidad y viviendo una fantasía.

Su Neptuno en tu Segunda Casa
No importa lo romántica y fabulosa que te parezca esta relación, él te hará enfrentarte con la realidad cuandoafecte a tus finanzas y recursos económicos. Es una persona idealista de primer orden que carece porcompleto de la experiencia práctica que se necesita para adoptar decisiones relacionadas con el dinero ylas propiedades. Cuando le hables de seguridad y estabilidad, tanto emocional como económica, él teresponderá hablando de los sentimientos místicos de unidad que posee y del despertar espiritual, necesarioparea todo el mundo. Como consecuencia de todo esto, lo que sí puede aportarte de positivo es que tomesmayor conciencia a la hora de valorar y controlar a los demás en tu búsqueda de seguridad personal.

Su Neptuno en tu Tercera Casa
Es posible que cuando lo conociste te resultase algo desorientado, aunque también fascinante, con todas susilusiones y confusiones comunicativas; afectando tu forma de comunicarte con los demás, y estimulandotu crecimiento y cambio personales. Él supone para ti un punto de contacto con las profundidades de laexperiencia humana, sobre todo en lo que se refiere a la expresión mental e intelectual. Cuando estás juntoa él, posiblemente estimule en ti la vena poética, poniéndose a tope tu imaginación y encontrando siemprelas palabras más bellas y adecuadas para expresar lo que sientes. En algunas ocasiones quizás tengas lasensación de haberte situado fuera del tiempo y del mundo, planteándote si es cierta la situación que estásviviendo con él.

Su Neptuno en tu Cuarta Casa
Su presencia hace que vueles hasta las más recónditas profundidades de tus emociones personales yvulnerables. Los dos compartís una misma percepción del mundo y de la vida, y esto puede significar unentorno doméstico muy feliz, hasta el extremo de perderos un poco en la fantasía del momento.Probablemente hubo un flechazo entre vosotros, y es posible que forméis una pareja muy hermosa. Porotra parte, tienes que tener cuidado de no dejarte arrastrar por todo esto hasta el punto de descuidar tusresponsabilidades y obligaciones cotidianas, ya que su presencia y su actitud un tanto confusa y vagapueden hacer que no veas con claridad cuál es tu verdadero interés emocional y cuáles son tus relacionesfamiliares más adecuadas.

Su Neptuno en tu Quinta Casa
Con él siempre tienes una sensación de romanticismo permanente. Vuestro amor puede adquirir proporcionescasi idílicas, y los dos tenéis tendencia a transportaros a estados mentales muy sutiles. Música, poesía, arte, toda clase de expresiones creativas parecen emerger espontáneamente cuando estáis juntos,sincronizándose al unísono y haciendo que disfrutes más de ti mismo; aunque de vez en cuando tal vez osperdáis en divagaciones. Él supone para ti un punto de contacto con las profundidades de tu experiencia, identificándote emocionalmente con su actitud y forma de reaccionar ante la vida, un tanto confusa eilusoria, aunque por otra parte fascinante, y finalmente reconocedora de cómo puedes expresarte más librey creativamente.

Su Neptuno en tu Sexta Casa
Si pretendes mantener con él algo más que una breve amistad por afinidad filosófica o artística, deberíastomar algunas medidas preventivas, ya que su abandono tiende a envolverte hasta el punto de descuidartus responsabilidades y los múltiples menesteres diarios. Aunque, por otra parte, su presencia será unalivio para ti y suavizará algunos de los aspectos más duros de tu vida, tal vez representando toda unatentación para escapar de las pequeñas y tediosas obligaciones cotidianas, ya que, a pesar de todo, éltambién va a suponer para ti cierta inspiración e intuición a la hora de cambiar tus hábitos y de estimulartu aprendizaje tendente al crecimiento y al cambio en tu vida diaria. En definitiva, su presencia y actitudvan a suponer un punto de contacto con las profundidades de tus experiencias cotidianas.

Su Neptuno en tu Séptima Casa
Él ejerce sobre ti una poderosa influencia, suponiendo un punto de contacto con tus profundidades másíntimas; de hecho es muy posible que llegue a forzar cambios en el concepto que tienes de ti misma en turelación con él. Tal vez los dos andéis por el mundo en una especie de trance. Y muchos de quienes osconocen pensarán que sois la pareja perfecta. Bailar, trasnochar e ir de fiestas probablemente ejerce unaexcesiva atracción sobre ti cada vez que aparece él, y es posible que ya estés de vuelta de ese tipo de vida.

Su Neptuno en tu Octava Casa
Su presencia, aunque al principio algo confusa, supone para ti cierta fascinación, estimulando la aparición depoderosos y profundos sentimientos, a menudo sexuales y eróticos. Definitivamente, hay un halo demisterio en torno a él. Cuando estáis juntos llegáis a un fuerte grado de intimidad explorando vuestrasmentes y cuerpos y alcanzando estados que no puedes alcanzar con nadie más; os sentís sin reservas eluno frente al otro. Aparte de los aspectos sensuales, que serán muy fuertes, es posible que además tengasla impresión de estar atravesando una especie de iniciación, de cruzar una barrera que te sitúa en terrenosnunca explorados anteriormente, llegando a producir cierto despertar espiritual en tu vida. A menos quetengas un cuidado extremo, esta relación no es la más conveniente para los negocios y cuestiones financieras.

Su Neptuno en tu Novena Casa
Aquí tienes a alguien con quien puedes compartir una visión de la vida amplia y de largo alcance, ya quesupone un punto de contacto con las profundidades filosóficas y espirituales de la existencia. Su presenciadespierta tu elocuencia y te hace sentir un tanto visionaria, afectando a las cosas que encuentras sentido yvalor. Prolongadas discusiones nocturnas pueden sumergiros en proyectos y fantasías interminables. Puededarse una gran sintonía en vuestras ideas filosóficas y religiosas. Ésta puede ser una relación fuerte ypuede llegar a ser muy absorbente. Por otra parte, sus momentos de inspiración e intuición te ayudarán aobtener una mejor comprensión de la vida en general.

Su Neptuno en tu Décima Casa
Él puede tener una gran influencia en la motivación para elegir tu carrera así como en la dirección que éstatome. Es posible que su mera presencia sea una fuente de inspiración, y quizás pueda darte unaperspectiva clara de las posibilidades ideales de tu trabajo. Es muy capaz de provocar tu entusiasmo, yfácilmente te quedas prendada por sus imágenes y palabras, las cuales tienen sobre ti un efecto casiembriagador. Si os alejáis excesivamente del resto de la gente, toda la relación puede adoptar una cualidadirreal y confusa, lo cual puede afectar negativamente a tu trabajo. No obstante, es posible que lo veascomo una autoridad por derecho propio, sobre todo en lo que se refiere al mundo del espíritu, aprendiendopacientemente de él.

Su Neptuno en tu Undécima Casa
Él pudo parecerte al principio un tanto confuso, a la vez que fascinante, aunque a la larga su inspiración eintuición te ayudarán a clarificar tu verdadero propósito en la sociedad y tus planes personales futuros.Probablemente tus amigos también lo aprecien como tú, ya que su idealismo y elocuencia animan y son unestimulo para el grupo en el que os mováis; posiblemente debido a su influencia todos tendáis a uniros entorno a puntos y objetivos de interés común. Sus proyectos suelen ser elevados y desprovistos de cualquiersombra de egoísmo, aunque, a veces, puedan ser un tanto impracticables. Más de una vez pensarás queesta relación tiene una cualidad casi irreal, careciendo de cualquier sentido práctico.

Su Neptuno en tu Duodécima Casa
Ésta puede ser una relación potencialmente muy útil. A través de él adquieres un sentido de la abnegación ydel servicio desinteresado por los demás. Su influencia despertará tu interés por lo misterioso, secreto uoculto y por el valor del recogimiento y la meditación. Quizás en su presencia llegues a experimentarestados de gran paz interior, estimulando tu crecimiento y cambio personal de manera muy profunda. Ensu aspecto negativo, quizás atraviese periodos de dudas, desconcierto, inquietud y aprensiones que dealgún modo involucren y afecten tu estabilidad psíquica y emocional, aunque es esto lo que te tienes queadaptar e integrar en tu crecimiento consciente psicológico-espiritual, enfrentándote al miedo que puedaproducir en tu vida. Debes tener precaución de no descuidar, junto a él, tus obligaciones cotidianas, viviendo durante un período de tiempo en una especie de globo de fantasía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada